domingo, 27 de agosto de 2017

Defensas antifascistas del Puerto de Pinos.

Este puerto también recibe el nombre de La Cubilla. Tiene acceso por carretera desde Asturias. Desde la parte leonesa se accede, por camino, en bastante buen estado, desde la localidad que da nombre al puerto, Pinos.




Son dos niveles de trincheras, en buen estado general, a pesar del pastoreo de caballos y vacas, que dan hacia la vanguardia. Una serie de ramales -siete, en total- los comunican con la retaguardia. Finalmente, hay una salida común a todos ellos para enlazar con el exterior a la primera línea de fuego. En concreto con la Casa Mieres. A ella llega, o de ella parte, el ramal de evacuación y de suministro con este conjunto de trincheras en un estado de conservación muy bueno, que constituye un conjunto impresionante, listo, si hubiera voluntad, para su intervención arqueológica. 

Defensas del sector del Puerto de Ventana. Babia.



1. Refugio excavado en roca, ubicado en la retaguardia de las trincheras que batían el camino de acceso a la localidad de Torrestío.

2. Detalle de tramo de trinchera en buen estado, debido a la retama que la cubre. Parece que está suficientemente alejada de la zona de pasto de las vacas como para evitar degradarse y ser colmatada como así le pasa a otro tramo superior.

3. Tramo superior de trincheras, de un conjunto de tres niveles. Al oeste está Torrestío, al este el pico Ferreirúa (igualmente fortificado) y hacia el sur discurre el arroyo de los Chamuergos, que va al encuentro de la carretera que llega al Puerto de Ventana.

sábado, 9 de enero de 2016

Vídeo de Promonumenta del sector del Puerto de Tarna.

Muestra imágenes del Fortín de El Abedular y de la carretera de acceso al Puerto desde Valdeburón, la parte sur, la parte leonesa. 

La carretera estaba abierta desde 1935 y era clave su defensa por parte de las fuerzas del EPR. El Puerto fue tomado de costado, desde el flanco este y la retaguardia. En su toma intervinieron brigadas de Navarra, bajo mando de Muñoz Grandes y Solchaga.

(Comienzo: A partir de 24:45)


Cruzando las líneas del Frente Norte. 2ª parte.

Aquí tenemos la 2ª parte del vídeo de Promonumenta: Cruzando las líneas del Frente Norte. La primera parte puede verse en una entrada anterior. 




martes, 5 de enero de 2016

Pequeño fortín de piedra.

Su estructura no es de hormigón, sino de piedra. Tiene techumbre cónica y, aproximadamente, una quincena de aspilleras para fusil. La única puerta de acceso está protegida, por delante, mediante un parapeto de piedra.

En su entorno próximo hay una red de trincheras, que todavía se puede interpretar. Actualmente rodeado de árboles, este fortín tenía control de la localidad de Soto de Sajambre.

Perteneció al ejército sublevado.







Otros puentes actuales sobre el Sella...

Permiten comprender la desaparición de los puentes <<históricos>> sobre este río y entender la táctica de destrucción de infraestructuras para frenar el empuje del avance enemigo. En este caso, el de las fuerzas sublevadas que avanzaban desde Santander -actual Cantabria-, de manera acelerada, tratando de ocupar todo el frente asturleonés antes de la llegada del invierno, y con él de las nieves que, a buen seguro, frenarían la posiblidad de avance y, por tanto, que estabilizarían los sectores del frente. 

En el EPR se lamenta la rapidez de la toma de Santander. Tal rapidez no ha permitido ganar el tiempo suficiente para la llegada de las primeras nevadas en las alturas cantábricas. 




Necesidad de guerra: Todos los puentes del Sella fueron destruidos.

El frente asturleonés fue reducido por la parte oriental, tanto por el este, propiamente dicho, como por el sur.

Al norte del Puerto de Pontón se estableció un frente, relativamente pasivo, que permaneció estable debido a la dificultad orográfica.

A medida que las tropas sublevadas avanzan por el oriente asturiano, la defensa del Desfiladero de los Beyos se demuestra inviable en la medida en que carezca de retaguardia. Así, se abandona ese sector republicano del Frente de los Puertos, no sin antes llevar a cabo la necesaria labor de entorpecimiento del avance de las tropas enemigas. La medida más efectiva era destruir los puentes que salvaban el curso del río Sella.

Hoy, como se puede apreciar, todos los puentes son nuevos, de factura reciente. Todos de posguerra.

En Puente Vidosa todavía se puede observar en el lecho del río, cuando el caudal no es elevado, un resto del puente de hierro que había en 1937.

Las siguientes son imágenes del puente en el cauce, del puente actual y de una imagen histórica de aquel, cuando estaba en funcionamiento: